Resoluciones Increíbles

Resoluciones Increíbles

Stgo. 24 de noviembre del 2007

¡¡¡De terror!!!

Después de casi un año que no ha tenido ningún tipo contacto con su hija de 9 años (gracias a su madre y a uno de sus tantos convivientes) y sumado a esto las negligencias reiteradas de los Tribunales de Familia, le han devuelto por un fallo tajante las visitas, incluso con apremio a la madre si esta no cumple, sin embargo, ésta “tremenda noticia” llena de ilusión y alegría, duró menos de una semana, ya que increíblemente la madre junto a sus abogados inescrupulosos, presentaron un escrito señalando que no puedo acercarse a la casa donde vive su hija, ya que tiene una medida cautelar por una segunda acusación totalmente falsa de Violencia intrafamiliar (primera acusación fue ganada en el 30º Juzgado Civil el año 2003) por esta mujer disfuncional, medida a la cual accedió voluntariamente ya que esto se otorga automáticamente por no haber aceptado la salida alternativa que ofrece el juzgado de garantía y que, en definitiva, es como reconocer que tiene cierta participación en los hechos.

Cabe señalar que, por definición, violencia intrafamiliar no ha existido nunca, ya que no quiso casarse con ella, no vivieron juntos, ni menos convivieron bajo el mismo techo.

Lo más aterrador de este “thriller” es que doña Cecilia Castro Hartard, Juez Suplente del Tercer Juzgado de Familia de Santiago, amparándose en la medida cautelar y con el fin de “evitar el conflicto entre las partes”, suspendió con una eficiencia absoluta el régimen de relación directa y regular que le otorgaron, repito, después de casi un año!

¿Cómo un juez suplente en un par de días falla sobre una causa que a la fecha lleva un año, pasando a llevar y revocando la sentencia de otro juez que conoce la causa desde sus inicios?

La respuesta una sola; NEGLIGENCIA, ya que aparecen dos temas importantes, el primero; es que la madre de su hija presentó parte de la información a su conveniencia, ya que es efectivo lo de la medida cautelar, sin embargo, en el audio de esa audiencia queda en manifiesto que puede acercarse a la casa de ella cuando le correspondan las visitas y este audio fue entregado al tercer tribunal de familia y escuchado cuando le dieron las visitas, pero se lo ocultaron a la juez Cecilia Castro, quien además no hizo ningún esfuerzo por investigar e informarse adecuadamente para tomar una decisión asertiva, si no que simplemente se amparo en lo emocional y no en lo racional, y dejando en manifiesto de la clara intención de no querer hacer su trabajo como corresponde dado el resultado de su sentencia, un giro en 180 grados en pocos días.

Segundo, si la jueza hubiera leído el avenimiento de visitas que está legalizado ante notario y aprobado por el entonces 8° juzgado de menores desde el 2005, se hubiera percatado de que en él , dice claramente que “pueden retirar a la menor del hogar materno el papá de ésta o bien su padre (el abuelo paterno), en forma conjunta o separada”, el cual no posee ninguna medida cautelar, reconfirmando la mala gestión y poco profesionalismo de tomar decisiones apuradas y desmesuradas sin, a lo menos, leer el expediente, es decir , informarse, ya que no estamos hablando de un terreno o un bien, si no de una niña, una vida….. a la cual le ha vulnerado sus DERECHOS, como a muchos otros niños, una madre que presenta claros rasgos patológicos y un tribunal que no hace su trabajo y se impresiona por los comentarios emocionales de una mujer que insisto no está en su sano juicio.

Posterior a esto, que es lo más paradojal que se ha escuchado de un juez, es que por segunda vez, después de una pedir una reposición al tribunal, señalando los hechos, la misma jueza Cecilia Castro Hartard, nuevamente rechaza las visitas señalando que se suspende las visitas mientras dure la medida de protección, lo que deja en evidencia que no escuchó el audio del 4º Juzgado de Garantía….. y aquí viene algo más increíble y es que la medida de protección dura 60 días y vence el 25 de Noviembre de 2007!!! , es decir, un día después de que esta jueza la rechazara por segunda vez las visitas!!!

Como si fuera poco esta jueza se da el lujo de de decir que los episodios de violencia ocurren en presencia de la niña!!!!!! De dónde saco eso?, seguramente la madre se lo dijo, es decir, actuó nuevamente en forma emocional, ya que no hay pruebas!!! Y para terminar de hacer mal su trabajo, señala que no se hicieron terapia!!!! , y como dice esto si las consejeras y la juez de la causa tiene una carta del centro de terapia donde no hay horas!!!!! Y que el padre presentó un certificado de una sicóloga la cual señala que se está terapeando (por todo este desgaste emocional de no ver a su hija) con ella en forma voluntaria dado que no había horas en otros centros familiares, además las consejeras técnicas hacen dos informes de su tribunal en que el padre debe tener una relación directa y regular!!!

Si a todo esto le sumamos que el Sename se hizo parte en una medida de protección presentada por el padre, ya que encontró que la hija sufría abandono, manipulación, maltrato sicológico, alineación parental en grado crítico contra su padre etc.…….

Saquen sus conclusiones, ¿no estará la madre de la hija en complicidad con esta jueza??????????

Hoy 26 de Noviembre ya no existe esta mediada cautelar!!!!!!

Es importante señalar que pese a los esfuerzos enfermizos de la madre de la hija, es que hasta la fecha de hoy JAMAS han podido descalificarlo como padre. Con esto queda en total manifiesto la negligencia del juez y lo enfermizo de la madre por querer separar sin ninguna razón realmente poderosa de su hija.

No hay razón alguna para no tener relación directo y regular y la madre de la hija no quiere que el padre participe en el bienestar, crecimiento y educación de su hija!!!

Sólo quiere el dinero que este mismo tribunal se lo aumentó y fue tajante en decir que se le depositó los cinco primero días… Y las visitas las dieron en julio de este año, pero no dijeron el día ni la hora, es decir, hoy 26 de Noviembre del 2007 y desde enero del 2007 este padre todavía no ve, ni ha escuchado a su hija.

¿Hasta cuándo?


—– Original Message —–
From: José Pizarro
To: info@amordepapa.org
Sent: Sunday, February 24, 2008 4:21 AM
Subject: Resolución increíble y dos menores en peligro de maltrato

Estimados amigos de amor de papá:

Quiero contarles esto que me está ocurriendo ahora, es simplemente inaudito. Después de conversar y ponernos amistosamente de acuerdo con mi exmujer, ella decidió finalmente entregar el cuidado personal de mis hijas a mis papás, para evitar que las niñas siguieran siendo maltratadas por mi exsuegra. Retiramos entonces a las niñas junto con mi padre y mi ex desde canela, las trasladamos a La Serena.

La sorpresa fue al otro día, cuando llegaron carabineros a comprobar el estado de las niñas y posteriormente llegan detectives que las llevarían al servicio médico legal a realizarles pericias a las niñas. Obviamente, a pesar de la sorpresa, nosotros no nos opusimos a nada de ello y dejamos que las llevaran, cuando nos informan que antes de eso existe una causa en el tribunal de Los Vilos interpuesta por mi exsuegra, señalando que hay antecedentes en mi contra por agresiones, siendo que la primera fue archivada por falta de méritos, pues nunca se pudo probar si yo efectivamente hice algo (y no lo hice) en contra de las niñas, menos la de abuso sexual, en donde se ha periciado ya dos veces a las niñas, no encontrándoles ningún signo de abuso y señalando estas mismas que desean estar en compañía del padre.

Al final, la cosa está así:

Se entregó el cuidado personal provisorio de las niñas a su abuela materna.

Tengo prohibido acercarme a las niñas en el domicilio de la señora.

Tengo prohibido acercarme a las niñas a menos de 50 metros de dónde estas se encuentren, con el riesgo de 15 días de arresto.

Todo eso, siendo inocente, con pericias incluídas y realizadas en el servicio médico legal, sumado a que la abuela materna de las niñas y su hija (una hermana de mi ex) han maltratado a las niñas en reiteradas ocasiones, con un testigo presencial del hecho.

La abuela materna trabaja en el hospital de Canela hace muchos años, lamentablemente se presume que ha hecho mal uso de la buena voluntad de otros profesionales de la salud de este recinto y una fundación de la localidad de Illapel para obtener cualquier tipo de informes, certificados médicos o pruebas de dudosa procedencia para lograr esto.

La jueza subrrogante del Juzgado de Garantía con competencia en familia de Los Vilos CARLA MARIE VILLEMUR TORRES fue la que dictó estas medidas, que sin duda alguna están poniendo en riesgo el bienestar de las niñas, con una persona que probablemente tenga problemas mentales, no tiene la salud suficiente para cuidar a las menores e incluso, están totalmente indefensas e incomunicadas de sus padres.

Para que así lo vean… ni con toda la ayuda y disposición de la MADRE DE LAS NIÑAS se puede obtener ayuda para el padre…

¿Dónde está la justicia chilena?

Amigos de amor de papá, la difusión de este correo puede ser la salvación para mis hijas, ESTO SE TIENE QUE SABER, pues hay dos menores en serio riesgo de MALTRATO.

Un abrazo

José Pizarro González

Rut 13.424.543-3


… Y EN LOS PRÓXIMOS DIAS PUBLICAREMOS MAS RESOLUCIONES INCREÍBLES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *